Después de años de desear tu independencia, por fin tienes tu propio piso. Si es tuyo, pues mucho mejor. Si es alquilado, aún así siempre será “tu lugar en el mundo”, ese reducto en el cual encuentras la tranquilidad y el sosiego después de largas horas de trabajo en la oficina. Es tiempo de definir el estilo de decoración.

Porque ahora ya tienes tu espacio propio. Es cuando lo miras y te preguntas, ¿cómo logro definir el estilo de decoración más conveniente para mi casa?

fotografía vista en Pinterest

 

Este es uno de los aspectos más divertidos, y al mismo tiempo más complicado, cuando decides darle a tu hogar personalidad. Y cuando decimos personalidad, queremos decir estilo, un estilo de decoración que defina a quien viva en ese espacio.

Porque parece mentira, pero para una misma habitación existirán infinitas posibilidades de decoración, tan numerosas como las personas que las observen.
Los estilos de decoración surgieron a través de la historia de la humanidad, e incluso, el descubrimiento del mueble y sus utilidades, influyeron directamente en ellos. Algunos de estos estilos permanecen hasta nuestros días, reinventándose, mezclándose, matizándose. Algunos se actualizan, mientras que otros parecen atemporales.
Hoy, queremos acercarte una guía para que definir tu estilo de decoración.
Una guía para que encuentres el estilo de decoración que encaje mejor con tu personalidad.

Definir tu estilo de decoración campestre

Fotografía vista en Pinterest

El estilo de decoración de casa de campo es absolutamente atemporal, y no remite solamente a las campiñas francesas o a las largas extensiones de campo en Galicia. Es un estilo que se adapta perfectamente a un piso o a un adosado en plena ciudad, porque no entiende de las barreras del tiempo.

Sus elementos principales están definidos por las vigas expuestas a la vista, paredes rugosas y pos supuesto una bella chimenea de ladrillos.

¿Quieres darle un toque más moderno a tu sala de casa de campo?

Añádele simplemente una alfombra de estilo marroquí y una lámpara de pie moderno.

 

Estilo de decoración moderno, aunque de mitad del siglo pasado

Este es uno de esos estilos casi atemporales, surgido en los años 1900, para contrarrestar la ostentación que caracterizaba al estilo Art Deco. Sus grandes representantes fueron los diseñadores Rray y Charles Eames, quienes no solo legitimaron un estilo de decoración, sino que además fueron los creadores del icónico sillón Eames.
Los muebles de este estilo se caracterizan por ser piezas estilizadas, en cálidos tonos de madera y una estética absolutamente discreta.

Estilo de decoración industrial

Fotografía vista en Pinterest

 

Pura esencia masculina que se traduce a través de las grandes superficies en materiales en bruto, como ladrillos de cemento a la vista y detalles en hierro. Los suelos adquieren una personalidad única, ya sean de piedra o de cemento alisado.
Este tipo de decoración va muy bien en los espacios integrados o tipo loft, como en el que te mostramos en la foto, donde la barra de bar realizada en piedra lisa, resalta con los taburetes de aspecto clásico con patas de metal y asiento de madera. El toque especial lo da el ramo de flores, como un intento de humanizar el lugar y restarle rigidez.

Estilo de decoración mediterráneo

“Soy cantor, soy embustero, me gusta el juego y el vino, tengo alma de marinero…cerca del mar, porque yo, nací en el Mediterráneo…”. Así define el cantautor catalán Joan Manuel Serrat el ser parte del Mediterráneo. Pero no te asustes. Para adoptar este estilo no tienes que tener pasión por el vino ni el juego. Simplemente debes adoptar un estilo que tenga más que ver con las costas azules del mediterráneo, y la gama de los marrones, que reflejen la arena y el sol.
Los ambientes decorados en estilo mediterráneo crean espacios que invitan a la relajación y al sosiego, con elementos elaborados a partir de materiales naturales, como por ejemplos las alfombras de yute, y objetos de decoración de reminiscencias marroquíes en color azul.

Estilo de decoración Art Decó

¿Eres un amante del jazz? ¿Tienes una biblioteca repleta de libros de F. Scott Fitzgerald?
Entonces, no lo dudes más, este es el estilo de decoración ideal para tu casa. Este estilo nació en París, en los últimos años de la Primera Guerra Mundial.

Sus rasgos más distintivos son la inclusión de artesanías y muebles cuyas telas simulan pieles de animales.

Los diseños geométricos abundan en una habitación decorada con este estilo, cuyos rasgos se acentúan aún más por los artefactos de iluminación, los muebles de diseño innovador y una gran cantidad de elementos metálicos, que simulan oro.

Si bien muchas personas piensan que este estilo de decoración es ostentoso, el Art Decó marcó un antes y un después en la historia de la decoración, convirtiéndose en uno de los grandes momentos tanto del arte como del diseño en el mundo.

Estilo de decoración vintage

Fotografía vista en Pinterest

Este estilo de decoración es para las personas románticas y apegadas a los recuerdos familiares. Si no puedes renunciar al jarrón de la abuela, la cristalería de tu madre y los platos de una tatarabuela, no lo pienses más: decoración vintage es lo tuyo.

Porque este estilo de decoración es una mezcla ecléctica de piezas antiguas y modernas en un mismo espacio, incluso los más atrevidos mezclan diferentes tipos de sillas alrededor de una mesa, como la que podemos apreciar en la foto.

 

Estilo de decoración bohemio

También llamado global, este estilo decorativo se caracteriza por crear espacios que cuenten historias, por eso es uno de los estilos más personales que existen. Son espacios atrevidos, donde se fusionan los colores con mucha personalidad y donde las texturas tienen un rol privilegiado.

En una decoración bohemia o global se mezclan los rasgos culturales de diferentes partes del mundo, por eso todo vale cuando se trata de juntar un puff marroquí, con una serie de almohadones con telas chinas y unos cuadros con patrones africanos.

Estilo de decoración minimalista

Es el estilo de decoración que mejor se acomoda a los presupuestos reducidos, porque el énfasis de este estilo de decoración está puesto en la simpleza de sus muebles y sus objetos de decoración. Lo que se debe lograr en estos espacios es que se refleje la premisa “menos es más”.

Los muebles son específicamente seleccionados para que cumplan más de una función, como los cubreradiadores, por ejemplo, que disimulan los radiadores, al tiempo que se convierten en una cómoda mesa para compartir momentos familiares.
También puedes agregar algunos elementos de origen oriental: la figura de un buda, velas y elementos naturales, generarán un espacio de serenidad y atmósfera zen.

¿Con cuál de estos estilos de decoración te identificas?

Cuéntanos qué elementos de tu casa definen tu estilo de decoración.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Política de Comentarios de Emoble:
Responsable: Dimayo SL | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento