La sala de estar de una casa o apartamento es una de las zonas más importantes de una vivienda. Allí transcurren las reuniones con amigos, las celebraciones de los eventos que marcan un antes y un después en nuestras vidas, los primeros armados de rompecabezas con tus pequeños, y hasta, un tendido de tiendas indias para entretener a tus hijos.

Cuanto mas grande sea, o parezca el lugar, más provecho podrás sacar de él.

Fotografía vista en Pinterest

Pero muchas veces debemos conformarnos con salas de estar pequeñas, esas que no ocupan las primeras planas de las revistas de decoración.

En el mundo de las ilusiones, la esperanza es lo último que se pierde.

Queremos enseñarte algunos secretos para hacer que esa sala de estar que te hace sentir al borde de la claustrofobia, pase a ser un sitio acogedor y estéticamente agradable. Es muy importante maximizar el espacio y la luz, y prestar atención a detalles como la paleta de colores y el tipo de muebles.

Por eso, te invitamos a descubrir los secretos para hacer que tu sala de estar parezca más grande, porque más allá del tamaño lo que importa es que se transforme en un espacio que invite a la relajación y el entretenimiento.

Incluye un espejo en uno de los puntos más visibles

Los espejos son un viejo truco utilizado por los especialistas de la decoración. Solo se trata de saber elegir el espacio donde se incluirá. Debe ser en una ubicación central dentro de la sala, e incluso si es posible, colócalo enfrentado a una ventana para crear otro tipo de ilusión.

Aprovecha los techos altos

¿Tienes un piso antiguo, de esos donde parece que el cielo es el límite? Es hora de aprovechar al máximo los techos altos o de doble altura. Las cortinas colocadas desde el techo hasta el piso son una excelente alternativa para crear la sensación de amplitud.

Fotografía vista en Pinterest

Otra alternativa es colocar en lugares estratégicos objetos de decoración pequeños o medianos, en estantes flotantes, que inviten a dirigir la mirada no solo en el plano horizontal.

Elige colores neutros para tu sala de estar pequeña

Si el rojo o el morado son tus colores preferidos, deberás dejarlo para tus prendas de vestir. En las salas de estar pequeñas la mejor opción es optar por colores neutros, como el blanco o el beige, tanto para las paredes, muebles y pisos. Estos colores amplían el espacio y crean la ilusión de empujar las paredes hacia atrás. También tienen una influencia positiva en la iluminación del espacio.

Opta siempre por muebles de apariencia liviana

No todo lo que brilla es oro, y no todo mueble que parece pesado lo es. Se trata de engañar al ojo, eligiendo muebles de apariencia ligera. Elige piezas que tengan patas y que no sean cuadradas y siempre ten en cuenta que cualquier mobiliario que no obstaculice la visión, hará que el espacio sea más abierto. Las mesas de vidrio o cristal son una excelente alternativa.
Siempre escoge muebles que no dominen el espacio, por ejemplo, a la hora de colocar unas sillas siempre es conveniente que no tengan apoyabrazos, porque ocupan menos lugar. Por otro lado, si el espacio es muy reducido, no siempre debes colocar un sofá.

¿Cuáles son tus ideas favoritas para que tu sala de estar pequeña se vea más grande?

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Política de Comentarios de Emoble:
Responsable: Dimayo SL | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento