Organizar los muebles y decorar la sala de estar puede ser una tarea complicada.

De repente, has buscado en internet millones de imágenes para inspirarte, pero cuando las quieres trasladar a tu sala de estar, te sientes más que perdida.

Fotografía vista en Pinterest

Es que además de los objetos de decoración, que le dan ese toque de personalidad a tu living, es importante tener en cuenta otros tipo de detalles, como por ejemplo, las dimensiones de la sala y el tamaño y correcta distribución de los muebles.

No desesperes más.

Aquí te contamos cómo organizar los muebles y decorar tu sala de estar, para que cuando recibas invitados solo deseen que la reunión se extienda por horas.

Elige un buen punto focal 

El punto focal de una sala de estar es la característica más atractiva del espacio, puede ser una ventana, una chimenea o un mueble, e influye directamente en la distribución de los muebles.

Pero también, le resta importancia a las zonas más atractivas de una habitación.

Por eso, lo primero que debes hacer es elegir un buen punto focal, y siempre puedes encontrar diferentes opciones como:

  • una ventana

Son interesantes puntos abiertos hacia el exterior para dirigir todas las miradas y además permiten el ingreso de la luz natural.

  • una chimenea
  • un detalle arquitectónico único, como una pared de ladrillo expuesta.

No apoyes los muebles contra las paredes

Esta regla es sobretodo para las salas de estar más pequeñas.

Apoyar los muebles contra las paredes hace que el espacio se vea más amplio, es una creencia popular incorrecta. Siempre deja pequeños espacios entre las mesas y sillones y las paredes.

Crea pequeños espacios de conversación

La idea de una sala de estar es que la gente pueda encontrar un espacio distendido donde mantener conversaciones y hablar relajadamente.

Fotografía vista en Pinterest

Los sofás y sillas deben colocarse de modo que estén lo suficientemente cerca para invitar a las personas a sentarse y conversar.

Si tienes la suerte de tener una sala de estar de grandes dimensiones, crea varias áreas de conversación.

Encuentra el sano equilibrio entre las dimensiones de tu sala de estar y los muebles

Siempre es importante tener en cuenta el tamaño de los objetos de decoración y los muebles.

No agrupes todas las piezas grandes o pequeñas en un solo lugar, ni a un lado de la habitación, ya que esto solo conseguirá que la sala se vea y se sienta desigual.

También es importante considerar la variedad en las formas, por ejemplo, si tienes sillas de respaldo cuadrado, tal vez puedas combinarlas con una mesa de forma redonda u oval.

Deja suficiente espacio para permitir el paso cómodo

La gente debe circular con absoluta comodidad en una sala de estar.

No deben tropezar con muebles  ni necesitar mover una pequeña mesa de apoyo para poder finalmente sentarse.

Es importante crear pequeños senderos invisibles por los que las personas puedan trasladarse de un lugar a otro de la sala, sin interrupciones.

Utiliza alfombras de tamaño adecuado

Las alfombras proporcionan comodidad, calidez e incluso, pueden ser un bonito objeto de decoración.

Pero a la hora de elegirlas, hay que tener en cuenta determinados detalles, como por ejemplo, que los muebles no oculten o tapen los diseños llamativos.

Elige con cuidado la mesa principal

La mesa es mucho más que un mueble o un objeto de decoración.

Es el lugar que invita a reunirse para compartir una exquisita comida o entablar conversación después de una extenuante jornada laboral.

También es importante tener en cuenta la colocación de pequeñas mesas bajas o de apoyo, para que las personas cuando se encuentren en una reunión no sientan la necesidad de tener que levantarse para apoyar el vaso con las bebidas o servirse un canapé.

Distribuye la iluminación de forma correcta

Fotografía vista en Pinterest

 

Es importante apelar a la imaginación y a la gran variedad de lámparas y arañas que existen en el mercado.

Para esto, siempre se debe tener en cuenta colocar tanto iluminación cenital, como lámparas de pie y de mesa.

Una lámpara de pie se verá genial al lado de un sofá importante, o cerca de un objeto de decoración destacado, mientras que una lámpara de pie, se puede lucir en una mesa auxiliar.

Es necesario tener en cuenta que la iluminación debe siempre colocarse en diferentes niveles, para crear la sensación de diferentes ambientes.

Escoge los cuadros del tamaño adecuado

Siempre detrás de un gran sofá es necesario colocar un cuadro que no sea demasiado pequeño, en tal caso, de debe elegir un cuadro grande o una serie de cuadros más pequeños.

Salas de estar a prueba de niños

La infancia es un período vibrante y hermoso de la vida. los niños necesitan explorar, recorrer y vivir  aventuras. Y suelen apropiarse de todos los rincones de la casa, no importa si nos cansamos de decirles: “que eso no se hace, que eso no se dice, que eso no se toca”. Parte de su esencia es disfrutar sin límites.

Asegúrate de tener una sala de estar a prueba de niños, colocando mesas de punta redondeadas, pequeños lugares de almacenamiento para facilitarles que no dispersen los juguetes e incluye pequeños puffs u otomanas sonde pueden sentarse cómodamente, sin manchar tus hermosas sillas de estilo.

Incluye plantas en tu sala de estar

Está demostrado que las plantas de interior mejoran la calidad del aire, aunque tampoco es cuestión de exagerar creando una pequeña selva en tu sala de estar.

Si te interesa el feng shui, incluso podrías colocar las plantas en lugares específicos de tu sala de estar, para asegurarte el correcto fluir de la energía.

Por ejemplo, un hermoso árbol bonsai puede generarte una energía especial colocado en un lugar que equilibre la presencia de otros elementos, como el agua o el metal, ya que el árbol bonsai representa el elemento madera.

No transformes las paredes de tu sala de estar en una galería de arte

Fotografía vista en Pinterest

Cuando nos encontramos con paredes totalmente despojadas y vacías en una sala de estar, es muy probable que te sientas tentada de llenarlas con infinidad de cuadros.

Pero todo impulso necesita equilibrio.

Escoge cada una de las piezas con dedicación y teniendo en cuenta una unidad temática, que se la puede dar el color de los marcos o el estilo pictórico.

 

Ahora ya sabes qué elementos tener en cuenta a la hora de decorar tu sala de estar.

Lo principal es que te sientas absolutamente cómoda y con energías cada vez que ingreses en ella.

¿Qué otras cuestiones tienes en cuenta a la hora de decorar tu sala de estar?

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Política de Comentarios de Emoble:
Responsable: Dimayo SL | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento