No importa si tienes un radiador de aspecto antiguo o un radiador de última generación. Las últimas tendencias en decoración sugieren que siempre es mejor utilizar cubreradiadores para mejorar la estética de la habitación donde se encuentren instalados.

Fotografía vista en Pinterest

 

Pero no solo por cuestiones estéticas. Está demostrado que los cubreradiadores  aumentan además, la eficiencia térmica y energética del equipo de calefacción. Incluso los últimos modelos de cubreradiadores pueden utilizarse como muebles auxiliares, una ventaja que en los apartamentos más pequeños puede marcar la diferencia.

 

Cómo elegir el cubreradiador adecuado

En primer lugar, la cubierta del radiador siempre debe ser lo suficientemente grande para que el equipo quepa perfectamente en ella, sin rozar ninguna de sus partes. Por otra parte, siempre te aconsejamos que elijas un modelo que se adapte a la estética de la habitación.

Si viven niños en la casa, lo ideal es que no tengan aberturas, por donde los pequeños puedan meter los dedos.

Siempre es conveniente tener en cuenta que un cubreradiador siempre contará con una parte posterior reflectante por lo que el calor se dirija a la habitación, y no a la pared.

Razones para utilizar cubreradiadores

  • Seguridad

Creemos que la razón más importante para utilizar cubreradiadores es la seguridad, ya que los radiadores suelen tomar temperaturas muy elevadas, por lo que pueden ser peligrosos tanto para niños como para mascotas.

decorar con cubreradiadores

Fotografía vista en Pinterest

Por otra parte, si un radiador funciona en forma incorrecta, y comienza a disparar grandes chorros de calor, la cubierta bloqueará la fuerza de los mismos.

Además, las cubiertas de radiadores bloquean el calor y la humedad, que afectan a las paredes y cortinas y ayudan a distribuir de manera homogénea el calor en la habitación.

  • Estética

Fotografía vista en Pinterest

Voluminosos y propensos a la oxidación, los radiadores son conocidos tradicionalmente más por su funcionalidad que por su estética. Uno de los atributos más importantes de las cubiertas para radiadores es que posibilitan disimilar el equipo de calefacción, haciendo el espacio más atractivo, ya que existe una amplia variedad tanto en modelos como colores.

  • Multiuso

Es innegable que los radiadores ocupan un espacio importante en aquellas habitaciones en las que son instalados, por eso los cubreradiadores pueden utilizarse para sumar un elemento decorativo y de personalización a la estancia.

Al instalar una cubierta de radiador, hecha a medida y personalizada, se recupera un espacio valioso, donde incluso el estante superior pueda diseñarse lo más ancho posible, de manera que permita colocar libros, tus objetos de decoración favorito, e incluso algún tipo de plantas que no se vean afectados por el calor, como por ejemplo los cactus y suculentas, que están tan de moda.

  • Reducción de ruidos

Las cubiertas para radiadores ayudan a disminuir los silbidos desagradables que pueden efectuarse por el gorgoteo característico de los radiadores.

  • Limpieza

Las cubiertas para radiador mantienen el equipo mucho más limpio, ya que el polvo se deposita en la cubierta y no en los deflectores, prolongando la vida útil del radiador.

 

Cuando inviertas en un cubreradiador, piensa que no estarás tapando simplemente un radiador, sino que estarás encontrando una solución inteligente para optimizar tu espacio y hacerlo más bonito.

Una inversión en una cubierta

de radiador te permitirá ganar comodidad y seguridad, para disfrutar al máximo tu casa.

¿Qué modelo de cubreradiador te gustaría instalar en tu casa?

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Política de Comentarios de Emoble:
Responsable: Dimayo SL | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento