Decorar las paredes con fotos

¿Te has parado a pensar alguna vez la cantidad de fotos que almacenas en el móvil o en el ordenador?

Seguro que cientos, y es una pena que después de hacerlas no las miremos mucho.

Sin embargo, hay una forma de conservar esos recuerdos siempre vivos y además dar un toque original a la casa: decorar con fotos y marcos.

Las fotos, enmarcadas o no, se pueden utilizar en paredes pero también sobre muebles como estanterías, repisas y mesas.

Hay infinitas posibilidades para decorar con fotos, con la ventaja de que cuando te aburras puedes imprimir nuevas imágenes y cambiar la decoración. Con una impresora preparada para usar papel de fotos incluso podrás hacerlo en casa.

Dónde decorar con fotos

Casi todas las habitaciones de la casa se pueden decorar con fotografías, aunque hay algunos rincones que se prestan especialmente a ello:

  • El salón: lugar de reunión de la familia y los amigos. A todos les encantará recordar sus mejores momentos.
  • La entrada de la casa: es una forma barata de decorar el hall sin invertir un gran presupuesto y sin necesitar mucho espacio.
  • Las escaleras y los pasillos: son lugares de paso a los que a veces les hace falta algo de personalidad. Las fotos al ser planas se ajustan a la perfección a estos espacios.

Y además… ¿has pensado en hacer un cabecero de cama con tus fotos? ¿O en cambiar la clásica decoración infantil con una composición de las mejores fotos de tus hijos?

¡Deja volar la imaginación!

Ideas para decorar con fotos sin usar marcos

Estamos acostumbrados a que todas las fotos tienen que ir en su marco, pero no siempre tiene que ser así.

Si buscas un estilo de decoración más juvenil, o si simplemente no tienes mucho presupuesto, puedes usar las fotos sin necesidad de que vayan enmarcadas.

Sobre la pared

La opción más sencilla es imprimir las fotos que más te gusten y colocarlas directamente sobre la pared usando cinta adhesiva de doble cara o masilla adhesiva.

Ten en cuenta que estos productos pueden dejar después manchas, por lo que no es aconsejable usarlos en paredes recién pintadas.

Fotos sin marco

Visto en Pinterest. De locodeco.es

Esta técnica te irá genial si necesitas cubrir desperfectos en la pared, o si has previsto pintar o realizar reformas en un futuro.

Para realizar la composición de fotos sin marco, es mejor que las coloques primero en el suelo o en una gran mesa, y juegues a realizar distintas formas: un cuadrado, un rectángulo, un corazón… o una composición más desordenada, a modo de collage. Después trasládalo a la pared.

Con la ayuda de una cuerda

Si buscas un sistema para colgar las fotos que no dañe tu pintura, puedes usar un trozo de cordel o de pita y unas pinzas.

Atalo a tus muebles o usa una pequeña alcayata para fijar la cuerda a la pared. Quedará genial encima de una cama, a modo de cabecero, o sobre la mesa de trabajo.

Decorar con fotos y cables

Visto en Pinterest. De Bricolaje y decoración

Esta idea también se puede aplicar sobre puertas de paso y puertas de armario, simplemente adhiriendo uno o dos trozos de cuerda a la parte superior. Después solo tendrás que añadir fotos y ¡disfrutarás de una puerta muy original!

Ideas para decorar con fotos enmarcadas

Las composiciones de fotos enmarcadas aportan personalidad a cualquier estancia. En función de la decoración de los marcos lograrás un ambiente elegante, barroco, minimalista, romántico o divertido.

Composiciones asimétricas

Una de las formas más impactantes de decorar con fotos y marcos es realizar composiciones asimétricas. Es decir, usar fotos de diferentes tamaños, y marcos con decoraciones y colores distintos.

decorar con fotos asimétricas

Visto en Pinterest de PortalCasa.com.br

Si incluyes marcos vacíos o pequeños lienzos añadirás todavía más variedad a la composición.

¿Te da miedo que el resultado termine siendo caótico? En ese caso, utiliza este pequeño truco: apuesta por marcos del mismo color, aunque tengan diferentes diseños. Eso servirá para crear un nexo de unión entre todos los elementos.

Sobre una repisa

En los últimos años se han puesto de moda unas pequeñas repisas o estantes que apenas se separan unos cuantos centímetros de la pared. Son económicos, se instalan fácilmente y al ocupar poco espacio puedes ponerlo en el pasillo, el recibidor, habitaciones pequeñas o encima del sofá.

fotografías sobre repisa

Visto en Pinterest. De www.achadosdedecoracao.com.br

Con uno o varios de estos estantes puedes tener tu propia sala de exposiciones para las fotos. Su mayor ventaja es que puedes cambiar el orden de los marcos a tu antojo hasta que encuentres aquel que más te gusta, e incluso alternar las fotos con postales, libros o lienzos.

Composiciones simétricas

Los amantes del orden y la decoración más clásica sin duda preferirán esta opción. Consiste en elegir un solo formato de fotografía y de marco, para realizar composiciones regulares con ellas.

decorar con fotos simétricas

Visto en Pinterest. De www.bloglovin.com

La más básica es poner todas las fotos enmarcadas formando una hilera: es sencillo pero efectivo. En las paredes de gran tamaño, habrá que poner más de una fila de fotos hasta crear un rectángulo o un cuadrado.

Sin importar la opción que elijas, decorar con fotos tiene algo genial: ¡ver tus mejores recuerdos cada día en las paredes!

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Política de Comentarios de Emoble:
Responsable: Dimayo SL | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento