Las puertas correderas son la opción más indicada cuando la habitación es pequeña, o cuando una puerta convencional molesta al abrir y cerrar. Este tipo de puertas se pueden empotrar dentro de la pared o colocarse por fuera para reclamar un mayor protagonismo.

Fotografía de Aki


En un caso u otro, las puertas correderas son un elemento interesante con el que jugar en la creación de un espacio.

Puertas de estilo rústico o madera recuperada

Una de las tendencias que más se ha visto en los últimos años es la de aprovechar viejas puertas o trozos de madera para crear un ambiente rústico o campestre.

Este tipo de puertas quedan muy bien en su color natural, aunque también se pueden pintar de blanco, para que pasen más desapercibidas, o de colores más atrevidos como el rojo el azul.

Si quieres acentuar el efecto vintage, dale unas pasadas de lija en los bordes y otros lugares estratégicos. Así el efecto desgastado hará que la puerta parezca todavía más auténtica.

Visto en Pinterest. Fotografía de habitissimo

En madera y cristal

Si lo que quieres es separar ambientes sin impedir el paso de la luz, entonces puedes recurrir a una puerta con cristales incorporados.

Este modelo es el más indicado cuando la decoración de tu casa es clásica y atemporal, ya que nunca pasa de moda.

Visto en Pinterest. Fotografía de habitissimo

Minimalista y moderna

Si lo que buscas es un ambiente limpio y minimalista, el vidrio es el mejor material para ti. Dispones de varios acabados: transparente, translúcido o incluso tintado en colores o motivos personalizados.

El cristal transparente o translúcido aporta sensación de ligereza al espacio, casi como si no estuviera ahí. Por eso se utiliza en ambientes en los que se quiere dar sensación de amplitud y luminosidad.

Visto en Pinterest. Fotografía de casadiez

Uno de los aspectos positivos de este tipo de puertas es que pueden colocarse incluso sin hacer grandes obras, ya que los modelos superpuestos resultan muy fáciles de instalar. Así ganarás en espacio y diseño con solo cambiar un elemento.

¿Qué te parecen las puertas correderas?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *