Como decorar con colores neutros

Blanco, gris, tierra, azul pálido, beige, marrón… los colores neutros son la seña de identidad del diseño minimalista y atemporal, y los encontramos no solo en el interiorismo, sino también en la moda o incluso en el diseño web o el diseño publicitario.

El efecto al entrar en una habitación decorada con estos tonos es de calma, calidez y tranquilidad. Los colores neutros tienen algo que te hacen sentir como en tu propio hogar, incluso cuando no estás en tu casa.

El problema es que en ocasiones un diseño basado en colores neutros puede dar como resultado una habitación sosa y aburrida, carente de vida. Por eso hoy queremos darte algunos consejos para que utilices de forma adecuada los colores neutros en tu hogar.

¿Qué son los colores neutros?

Dentro de la escala cromática los colores neutros son todos aquellos cercanos al blanco o al negro. Esto incluye toda una amplia variedad de grises.

Sin embargo, en diseño se habla también de colores neutros para referirse a otro tipo de colores además del blanco, el negro y el gris. Incluimos aquí el marfil, el beige, el café, el marrón o incluso variedades de azul cercanas al gris.

Incluso se puede llegar a considerar un color neutro todo aquel que no está muy saturado. Por ejemplo, un amarillo o un verde muy pálidos, un rosa palo…

Los colores neutros no son tan llamativos como el rojo, el azul o el verde intenso. Sin embargo, eso no quiere decir que no resulten expresivos, y también tienen un claro efecto psicológico cuando los utilizamos para decorar.

Equilibrio, claridad, relajación, estabilidad, descanso… son valores y sensaciones asociados a estas tonalidades.

¿Por qué triunfan los colores neutros?

En el campo de la decoración los colores neutros son ajenos a las modas y suelen ser una apuesta segura. Si bien cada año nos encontramos con unos colores predominantes, tanto en el diseño de ropa como en el diseño de interiores, los colores neutros permanecen temporada tras temporada.

Tienen la cualidad de ser clásicos y modernos al mismo tiempo, y además pueden ser mezclados con otros colores más intensos. Aportan sensación de orden, limpieza y luminosidad, y combinan con todo tipo de tendencias. Hacen que los muebles y complementos destaquen más.

Por estas características los colores neutros son ideales para todos aquellos entornos en los que se agradece tener una sensación de relajación, concentración o descanso: dormitorios, despachos, bibliotecas, salas de estudio, baños, oficinas…

También están muy indicados para habitaciones pequeñas, porque transmiten amplitud.

Paredes neutras: más allá del blanco

Si te gusta la decoración con colores neutros pero no sabes por dónde empezar, lo primero que debes saber es que el blanco es siempre una buena opción, pero no la única.

Empieza por definir el uso que le vas a dar a la habitación y el carácter que te gustaría que tuviera: eso te ayudará a elegir la paleta básica de colores para pintar las paredes. Blanco roto, gris, beige, marfil, azul grisáceo o incluso violeta pálido… existen muchas opciones.

Para romper la uniformidad puedes escoger dos variantes de un mismo color y combinarlos de distintas maneras:

  • Pintar el techo de un color más claro.
  • Escoger un tono más oscuro para pintar la pared detrás de la cama o del sofá, creando sensación de profundidad.
  • Pintar las paredes de un color y dejar las molduras y el techo en blanco.

En casas pequeñas o con techos bajos no se aconseja pintar el techo de un color oscuro, porque te arriesgas a que parezca más pequeño todavía. En ese caso deja el techo blanco.

Si tienes que pintar toda la casa y no quieres complicarte demasiado, te proponemos otra solución. Escoge el blanco como color base para todo tu hogar, y añade algo de personalidad pintando una sola pared de otro tono en las habitaciones en las que quieras un punto de distinción.

Añade detalles y texturas

Una vez que has pintado las paredes, llega el momento de escoger el mobiliario y los complementos.

Una de las ventajas de estos colores es que van fantásticos con todo tipo de muebles, ya sean rústicos, clásicos, modernos o infantiles, por lo que no debes preocuparte demasiado por este aspecto.

Para romper la uniformidad el truco está en pequeños detalles o elementos con texturas que contrasten.

Fotografia de texturas con paredes neutras

Fotografía vista en www.cocokelley.com

Si hasta ahora te hemos recomendado que te rijas por una paleta de colores básica y tiendas al minimalismo, con los complementos puedes tomarte más libertades: alfombras de pelo, cojines de diferentes telas, cortinas, espejos, lámparas de formas atractivas, telas estampadas, cuadros de gran tamaño…

Si buscas un efecto lujoso, busca elementos con tonos dorados, plateados, borgoña… y telas ricas. Si quieres lograr un espacio más relajante, inspírate en la naturaleza y añade complementos en madera o tonos verdes y azules.

Añade un toque de color

Decorar con colores neutros no quiere decir que no puedas utilizar nada de color. Al contrario, la decoración neutra hará que ese elemento en otro color destaque todavía más.

Los tonos tierras van perfectos con el naranja, y el gris va bien prácticamente con todo: verde, azul, rojo… Lo mismo sucede con el blanco.

Para agregar color de forma segura (y a prueba de arrepentimientos) a un diseño en tonos neutros la mejor solución son los textiles. Son más económicos que los muebles, y puedes renovarlos periódicamente.

Una manta o unos cojines sobre el sofá, la pantalla de una lámpara, el tapizado de una silla o la colcha de la cama son accesorios que se pueden sustituir con cierta frecuencia sin un gran presupuesto.

Fotografia de salon con elementos neutros y de colores

Combina colores neutros en las paredes con elementos de color. Fotografía de www.yellowtrace.com.au

Las flores y plantas naturales son el toque perfecto para complementar un diseño en tonos neutros. Si no te decides con los complementos, prueba con un jarrón sencillo y unas flores vistosas y alegres. Acertarás seguro.

Como en todo proyecto, si vas a decorar tu casa en tonos neutros te recomendamos que no te precipites y que lo hagas paso por paso. A medida que avances verás más claro tu diseño y podrás colocar los últimos complementos o los accesorios sin miedo a equivocarte.


[top]

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Política de Comentarios de Emoble:
Responsable: Dimayo SL | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento