Todos los días pasas horas en ella. Tu cama te acoge cada noche, te sirve de refugio cuando has tenido un día duro y te da momentos de felicidad cuando el fin de semana no tienes que madrugar y puedes quedarte un poco más entre las sábanas. Elegir un colchón es importante para asegurar el descanso y prevenir problemas posturales. Además, es una compra se realiza cada 10 años aproximadamente, por lo que es difícil echarse a atrás si te has equivocado.

Fotografía de las claves para elegir un colchón

Visto en Pinterest. Fotografía de Elsabordeloantiguo

Si tienes que renovar tu colchón, es aconsejable que pienses en varios factores que pueden influir en tu decisión.

1. Peso y altura de la persona o personas que van a elegir un colchón.

Las personas grandes suelen sentirse más cómodas en colchones firmes porque facilitan los movimientos. En cambio, las personas de complexión pequeña pueden tener la sensación de que el colchón es demasiado duro. En el caso de las parejas debe predominar la estructura de la persona más pesada, aunque si esto supone un problema se pueden unir dos colchones individuales o comprar un solo colchón con características diferentes en cada lado.

2. Postura al dormir.

Claves para elegir un colchón de calidad

Visto en Pinterest. Fotografía de Onlymyhealth

Debemos desterrar el mito de “el colchón, cuanto más duro mejor”. La firmeza depende del peso, la forma de dormir y los movimientos por la noche. Los colchones firmes se recomiendan a las personas que duermen boca arriba. Para los que duermen de lado son mejores las superficies más blandas.

3. Uso del colchón.

No es lo mismo una cama que se va a utilizar todos los días, que aquella que irá en una habitación de invitados o una segunda residencia.

4. ¿Friolero o caluroso?

Si sueles pasar calor al dormir, es aconsejable optar por los colchones de muelles, que transpiran mejor. También existen colchones con doble cara: verano e invierno.

5. Alergias u otras enfermedades.

Las alergias a los ácaros o al látex, el asma o incluso dolencias como el dolor de espalda son condicionantes importantes a la hora de comprar cama.

Al renovar tu colchón, no te olvides de su compañera inseparable: una buena almohada. Juntos te proporcionarán horas de agradable sueño y descanso reparador.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *