La llegada de un niño a la familia supone una revolución en todos los sentidos, y eso incluye también la organización del hogar. Además de decorar la habitación para el pequeño, el resto de la casa tiene que adecuarse también.

Fotografía de Imujer

Fotografía de Imujer


Los muebles infantiles están diseñados para garantizar la seguridad del bebé, pero los muebles convencionales deben ser adaptados. Hay que eliminar posibles riesgos en muebles, enchufes, aparatos eléctricos y objetos decorativos.

En algunos casos basta con mover objetos o adoptar soluciones caseras; en otros hay que recurrir a productos específicos de protección infantil. Aquí tienes algunas de las recomendaciones para que no se te pase nada por alto.

  1. Protege las esquinas de los muebles que estén a la altura del bebé con esquineros o espuma. Para los bordes rectos también existen cantos acolchados que evitarán chichones.
  2. Visto en Pinterest fotografía de Bebe deskuentos

    Visto en Pinterest fotografía de Bebe deskuentos

  3. Cubre los enchufes con tapas de plástico. Presta también atención a los alargadores o ladrones que pueda haber en la casa, es mejor retirarlos siempre que sea posible.
  4. Elimina objetos de decoración que puedan caer sobre el bebé, por ejemplo, si están sobre un mantel o a altura baja. También es importante comprobar que no hay muebles que puedan caer encima del niño en caso de que se apoye en ellos para ponerse de pie.
  5. Coloca bloqueadores de apertura en cajones y armarios. Aún así, es recomendable dejar los objetos peligrosos (medicamentos, tijeras, productos químicos…) a una altura suficiente para que el niño no pueda llegar a ellas.
  6. Las vallas infantiles impiden el paso hacia las escaleras, la terraza, el jardín o la cocina.
  7. Fotografía de Pequelia

    Fotografía de Pequelia

  8. Para evitar sustos con las puertas, existen topes que impiden portazos y que los niños se pillen los dedos.
  9. En los suelos resbaladizos (como el del baño) coloca alfombras antideslizantes.

Con la llegada de niños a la casa toda medida de precaución es poca. Ante la duda, retira cualquier mueble u objeto que pueda suponer un peligro para el bebé.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *