¿Por qué decorar una habitación todo en blanco?

Porque no hay ningún otro color que aporte tanta claridad y brillo a una habitación.

Visto en Pinterest. Fotografía de kenayhome


El blanco es un color base perfecto que combina con todo tipo de estilos decorativos, desde los más clásicos a los más modernos. Además se adapta a estancias de cualquier tamaño y nunca pasa de moda.

Si todavía crees que una habitación decorada en blanco es sosa, hoy vamos a demostrarte que no con tres ejemplos que te harán soñar.

  1. Cocinas blancas, cocinas inmaculadas
  2. Ninguna habitación de la casa tiene que transmitir tanto la idea de orden y limpieza como la cocina, por eso el blanco es un color ideal.

    Visto en Pinterest. Fotografía de estiloydeco


    Queda muy bien con muebles rústicos y diseños minimalistas. Para que no termine siendo demasiado fría, combínalos con una encimera en un tono que contraste o algunos detalles metalizados.

  3. Salones en colores neutros
  4. Al decorar un salón en blanco hay que buscar algunos elementos que contrasten y añadan variedad, sin romper el efecto buscado. En este caso el blanco es protagonista, pero lo acompañan muebles y accesorios en tonos marrones y granates que te trasladan a un país exótico.

    Visto en Pinterest. Fotografía de srta-pepis


    Si la idea de tener un sofá blanco en casa no te convence porque te parece poco limpio, la alternativa es usar un gris o un beige claro en la tapicería.

  5. Blanco para descansar
  6. Tu habitación es tu refugio, tu remanso de paz. Al decorar con blanco conseguirás desconectar de todo en cuanto entres.

    Fotografía de stylemepretty


    Este dormitorio ha conseguido un efecto lujoso a través del cabecero acolchado, la gran lámpara sobre la cama y el delicado papel decorativo de la pared en tonos beige.

Después de haber visto estos diseños, ¿sigues pensando que el blanco es un color frío?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *