¿Cuántas veces has pensado que deberías organizar y limpiar la despensa? Seguro que muchas, pero la falta de tiempo y la pereza ganan casi siempre la batalla.

Organizar la despensa suele ser una tarea titánica y la causa es casi siempre que el planteamiento inicial no es el correcto.

Visto en Pinterest. Fotografía de 6sqft

Visto en Pinterest. Fotografía de 6sqft


Como no hay un diseño eficiente es difícil llegar a los alimentos y vaciar los estantes para hacer una limpieza profunda.

Aunque pueda parecer difícil o laborioso, hay motivos de peso para tener una estancia bien diseñada:

  • Facilita saber qué alimentos o productos hay en casa. No compras de más ni acumulas.
  • Evita que las conservas o preparados alcancen su fecha máxima de caducidad.
  • Ahorra tiempo cuando cocinas y haces las tareas de la casa, porque todo lo que necesitas se encuentra al alcance de la mano.
  • Mejora la conservación de los alimentos, sobre todo en entornos húmedos o en los que puede haber presencia de insectos. Es importante que la despensa esté bien ventilada y se mantenga libre de humedad y olores agresivos.

Visto en Pinterest. Fotografía de southofmain

Visto en Pinterest. Fotografía de southofmain


Como ves el diseño no es solo una cuestión de estética. ¡También es funcionalidad!

Hoy compartimos contigo algunos ejemplos de despensas perfectas en los que podrás inspirarte para crear tu propio espacio de almacenaje.

Consejos generales para organizar tu despensa

Antes de planificar cualquier cambio o comprar muebles haz un repaso a todo lo que guardas en la cocina. Seguro que terminarás tirando algo y tus necesidad de espacio será menor al acabar.

Sea como sea tu alacena, hay algunos consejos básicos de organización que conviene respetar:

  • Separa los productos de limpieza de los alimentos, aunque ambos se encuentren bien cerrados. Si además hay niños en casa hay que prestar especial atención para que no puedan coger ningún material tóxico por error.
  • Los productos pesados (botellas de agua, leche, pequeños electrodomésticos) deberían situarse en los niveles inferiores para evitar accidentes al cogerlos.
  • Almacena los productos frescos en cestas o verduleros que permitan el paso del aire.
  • Desecha cualquier bote que esté rajado o no cierre bien.
  • Escoge muebles que sean fáciles de limpiar con agua y jabón.

Ideas para despensas independientes

En los pisos grandes las despensas suelen tener un espacio propio, en forma de habitación pequeña o de armario. Si ese es tu caso, estás de suerte porque tu despensa tiene un gran potencial. El problema es que tal vez tu despensa esté robando mucho espacio en la cocina sin que lo estés llegando a aprovechar.

Fotografía de ohhappyday

Fotografía de ohhappyday


La alacena solo necesita un poco de cariño para lucir impecable. Una buena sesión de limpieza y el retoque de los elementos estructurales puede bastar.

No es necesario gastar mucho en complejos sistemas de almacenamiento. Las baldas abiertas son una solución idónea y muy flexible, ya que luego puedes jugar con botes de cristal, cajas de plástico y cestas para organizar su contenido.

Trabajar con estantes abiertos tiene una gran ventaja, y es que puedes hacer un diseño a medida aprovechando hasta el último centímetro. Las baldas no tienen que ser todas de la misma profundidad o estar separadas por la misma altura. Si juegas con diferentes medidas podrás acomodar objetos de distintas dimensiones.

Dibuja un pequeño plano y calcula la superficie que obtendrás cuando acabes la instalación. Así comprarás con garantías de acertar.

¿No te convence este sistema? Entonces tal vez puedas probar con una estantería, metálica o de madera, que puedes montar en solo unos minutos. A la hora de escogerla, da preferencia a los modelos en los que los estantes se puedan graduar en altura.

Visto en Pinterest. Fotografía de theinspiredroom

Visto en Pinterest. Fotografía de theinspiredroom


Para darle un poco de personalidad al espacio puedes escoger entre varias opciones: pintar las paredes, colocar papel pintado, pintar los estantes de madera o decorar los recipientes de almacenamiento con etiquetas.

Despensas integradas

En las cocinas pequeñas es más importante todavía optimizar el espacio. Por suerte los muebles de cocina no dejan de evolucionar y ofrecen mil soluciones para utilizar hasta el último rincón.

Fotografía de hgtv

Fotografía de hgtv


Los armarios extraíbles son un muy prácticos porque puedes aprovechar todo el espacio y acceder a los productos sin problemas. Se deslizan sin esfuerzo y son muy resistentes.

Las esquinas suelen quedar infrautilizadas, pero con armarios rinconeros, cestas extraíbles y bandejas giratorias se pueden ganar centímetros muy valiosos.

Una solución más sencilla y económica es instalar una estantería desde el suelo al techo que hará las funciones de despensa. Solo necesitas encontrar un trozo de pared que esté libre y adaptar la estantería a estas medidas.

Si no te gusta el aspecto de la despensa a la vista, puedes ubicar una puerta corredera que la oculte y decore la estancia.

Visto en Pinterest. Fotografía de pinhomeideas

Visto en Pinterest. Fotografía de pinhomeideas


No hay espacio que no pueda ser aprovechado. Una pequeña esquina o el lateral de un mueble puede servir como espacio de almacenaje.

También hay alternativas cuando no hay profundidad para instalar una estantería de buena capacidad. La pared se puede aprovechar para colocar las ollas, sartenes y otros utensilios de cocina porque son planos.

Visto en Pinterest. Fotografía de thekitchn

Visto en Pinterest. Fotografía de thekitchn


El armario que liberes al sacar el menaje te servirá para almacenar otro tipo de productos.

¿Qué te parecen estas propuestas de despensas? ¿Hay alguna que sea tu favorita?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *