Sabemos que lo estás deseando: guardar la chaqueta, ponerte sandalias y lucir gafas de sol. El verano aún no ha llegado… ¡pero casi!

Todavía queda un poco para las vacaciones de verano, por suerte ya podemos disfrutar del buen tiempo. Y no, no hace siquiera falta salir de casa. Tu terraza te está esperando y solo necesita que la pongas al día después del largo invierno.

Visto en Pinterest Fotografía de Delikatissen

Visto en Pinterest Fotografía de Delikatissen

Recupera tu terraza para disfrutar del buen tiempo

¿Tienes la terraza abandonada? ¿Se ha convertido en un segundo trastero al que va a parar todo lo que no sabes dónde poner? En ese caso lo primero es hacer sitio y tirar sin piedad.

Si no has utilizado ninguno de los cachivaches que guardas en la terraza en el último año, es probable que tampoco los uses en los próximos meses. Todo el sitio que puedas recuperar de la terraza será un espacio que disfrutes con tu familia y amigos. Esto es más importante todavía si no tienes un gran balcón y necesitas aprovechar cada centímetro.

La preparación de la terraza comienza haciendo sitio y despejando todo lo que estorbe. El siguiente paso es dar un repaso a las plantas y macetas. Retira todas las malas hierbas y las plantas que no han sobrevivido al invierno, y sustituye todas las macetas que se encuentren en mal estado.

Las macetas que se hayan quedado desfasadas pueden ganar nueva vida con un poco de pintura exterior. Para los indecisos el blanco es el mejor color, pero si buscas algo más atrevido lánzate a un azul, rojo o incluso un verde lima.

Llegados a este punto hay que ponerse serios con el suelo del balcón, que es probable que haya acumulado mucha suciedad durante el invierno. Utiliza una escoba de cerdas duras para retirar todo el polvo y las hojas secas acumuladas, y a continuación friega con un detergente especial para terrazas.

Revisa por último todos los elementos de la terraza que se hayan podido deteriorar, como las barandillas o los muebles de exterior.

Con esto, tu terraza estará impecable y lista para que empieces a decorarla.

Ideas para decorar tu terraza para el verano

Una terraza puede tener usos muy distintos en función de su tamaño y de tus costumbres. Los balcones grandes y azoteas permiten organizar fiestas y comidas familiares, las terrazas más pequeñas son lo suficiente para salir a disfrutar de un libro o del desayuno.

En cualquier caso te recomendamos empezar tomando medidas para que sepas de cuánto espacio dispones, sobre todo si vas a renovar los muebles.

Los mejores materiales para muebles de terraza

Los muebles de tu terraza deben aguantar las inclemencias del tiempo: mucho sol y algún chaparrón. Los materiales más comunes son la teca, el mimbre, el bambú, el aluminio, el hierro forjado y los materiales sintéticos.

Visto en Pinterest Fotografía de RueVintage74

Visto en Pinterest Fotografía de RueVintage74

Por lo general los materiales naturales requieren mayores cuidados, mientras que los de plástico y resinas son los más prácticos. Tenlo en cuenta a la hora de elegir.

Muebles apilables y plegables

Cuando la terraza tiene más de un uso o es pequeña hay que maximizar el espacio por medio de muebles que se puedan apilar o plegar cuando no lo estás usando.

No sobrecargues el espacio de muebles o la terraza terminará teniendo un aspecto abarrotado.

Textiles resistentes

Los textiles tienen en el sol su peor enemigo porque se come los colores. Por eso tienes dos opciones: comprar tejidos especiales que aguantan en exteriores u optar por las telas habituales sabiendo que si están mucho tiempo al sol directo tendrás que cambiarlas con más frecuencia.

Un suelo de revista

Visto en Pinterest Fotografía de Buzzfeed

Visto en Pinterest Fotografía de Buzzfeed

Cuando las condiciones del suelo de una terraza no son buenas, es posible hacer un cambio estético sin obras gracias a la tarima que se coloca directamente sobre la superficie original.

Las hay en diversos materiales y colores, y su mayor ventaja es que no necesitas un instalador: puedes hacerlo tú mismo con excelentes resultados.

Todo bien guardado

Los arcones de exterior son un buen aliado para mantener la terraza en orden. Podrás guardar cojines, la toalla, los juguetes de los niños o algún accesorio de jardinería. Lo mejor es que muchos son multifunción: pueden servir de baúl, de banco o de mesa. Considéralos sin andas justa de espacio.

A la sombra

Cuando el sol ataca, hay que tomar medidas para poder usar la terraza sin achicharrarse. Puedes elegir entre un toldo, una pérgola o una gran sombrilla. Todo depende de las medidas de tu terraza y del presupuesto disponible.

Colores veraniegos

A la hora de decorar la terraza, podemos optar por dos grandes estilos: alegre y colorido, o sereno y zen.

En el primer caso vamos a dar rienda suelta al color, en sus gamas más vibrantes: verde, amarillo, rojo, azul… Si lo que buscas es crear tu chillout particular, lo mejor son los tonos neutros como el tierra, el beige o el ocre. A estos podrás añadirles notas de color a través de los accesorios.

Plantas y macetas

¿Qué sería una terraza sin unas plantas? Una tendencia que ahora está muy de moda es la de los jardines verticales. Se aprovecha una pared que esté libre para colgar de ellas las macetas. El efecto es precioso y además no resta espacio.

Tu terraza te está esperando, ¡ya no tienes excusas para no disfrutar del buen tiempo en ella!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *