Puede que no hayas escuchado la palabra ‘hygge’ en tu vida, pero seguro que conoces muy bien su significado. Y tal vez lo has practicado sin darte cuenta.

Fotografía de newyorker


‘Hygge’ es una palabra danesa de difícil traducción al español que está relacionada con la idea de lo acogedor, el bienestar, la comodidad y el disfrute. Teniendo en cuenta que Dinamarca es el país más feliz del mundo según la ONU, algo deben saber de esto.

Una situación típicamente ‘hygge’ sería una tarde de sofá, peli y manta. Un día sin grandes cosas que hacer aparte de relajarse, disfrutar de la familia y los amigos, leer, dedicarse a un hobby…

Y es que en Dinamarca, que tiene unos inviernos duros, largos y con pocas horas de sol, no les queda más remedio que encerrarse en casa cuando acaba el verano. Por eso el concepto de ‘hygge’ está muy relacionado con el hogar y el mal tiempo, aunque puede aplicarse en todos los climas o estaciones, y a las actividades al aire libre. Un picnic en el campo o un paseo por el bosque también son ‘hygge’.

Aunque vivas en un clima mediterráneo, con unas temperaturas y estilo de vida opuestas a las de Dinamarca, puedes adoptar la filosofía ‘hygge’ y hacer de tu hogar un espacio más acogedor y confortable.

8 claves para un hogar más ‘hygge’

Lo ‘hygge’ no está asociado a una decoración en particular, sino más bien a una forma de entender la vida. Puedes tener una casa ‘hygge’ manteniendo tu personalidad.

Mima tu casa

El hogar es el lugar de reunión favorito de los daneses, que son menos aficionados a los bares que nosotros. Allí se ponen al día con familia y amigos, y pasan gran parte de su tiempo libre. Por eso es importante que el espacio esté cuidado, con una decoración, muebles, colores y complementos bien elegidos.

Visto en Pinterest. Fotografía de absoluteleisure


Si quieres un estilo de vida más ‘hygge’ lo primero que necesitas es darle mimos a tu casa y hacer todo lo posible para que sea más acogedora. Los diseños que ponen la estética por encima de la función no son ‘hygge’.

La comodidad es lo primero

La idea de confort está muy relacionada con lo ‘hygge’. Por eso a la hora de plantearte la decoración de un espacio piensa ante todo en tu comodidad y en la de tu familia.

Tu casa no tiene que ser perfecta o parecer sacada de una revista. Mezcla muebles de diferentes estilos, viejos o nuevos, y agregar recuerdos familiares para crear un espacio con historia y carácter.

Visto en Pinterest. Fotografía de idealhome


Diseña rincones donde podáis reuniros y relajaros con amplios sofás, cojines blanditos, puffs y alfombras. El ‘hygge’ está muy relacionado con pasar el tiempo en el interior, pero puedes trasladar la idea a un patio o terraza en los meses de calor.

Chimeneas y velas

Pocas cosas hay más ‘hygge’ que una velada frente a la chimenea. Así que si tienes la suerte de contar con una, aprovéchala porque es toda una joya. Crea un espacio alrededor para reuniros con sofás, sillones y una buena alfombra. Nadie se acordará de la tele pudiendo mirar el fuego.

Visto en Pinterest. Fotografía de soul-inside


Cuando no es posible disfrutar de una chimenea, la alternativa sencilla y económica es usar velas. Iluminan y dan calor sin estridencias, creando una atmósfera cálida y relajada.

Y si además escoges velas con aromas el efecto será todavía mayor porque el ‘hygge’ se aprecia con los cinco sentidos.

Iluminación suave

Las velas son preciosas pero pueden quedarse cortas en algunas situaciones y siempre hay que contar con fuentes de luz artificiales.

Opta por lámparas de iluminación suave y difusa, mejor si son regulables para bajar su intensidad al final del día.

Textiles para gozar y materiales naturales

Cuando piensas en una casa acogedora es inevitable pensar en mantas suaves, alfombras de pelo, cojines de terciopelo…

Las texturas y los materiales naturales son parte importante de la estética ‘hygge’. Se da prioridad a la madera, la lana, el algodón… en tonos suaves que invitan a relajarse.

Una cocina para estar juntos

Cocinar en compañía es otra costumbre típica danesa y las cocinas son lugares de reunión al igual que el salón.

Fotografía de thebeautifulproject


Una cocina con una isla, una península o una barra te permitirá disfrutar de tu familia o invitados mientras esperáis a que la cena esté lista.

Música para tus oídos

Fácil y rápido. Prepara varias listas de reproducción con tu música favorita y acostúmbrate a ponerlas al llegar a casa o en tus ratos de relax. Lo ‘hygge’ no solo se ve, también se oye.

Recupera objetos con valor sentimental

Para lograr una atmósfera parecida a la de los hogares daneses no es necesario gastar una barbaridad. Tus recuerdos tienen importancia dentro de la idea del ‘hygge’. Cuelga tus fotos en la pared o dedícales toda una estantería.

Si lo piensas bien, seguro que ya pones en práctica muchas ideas del estilo de vida ‘hygge’ aunque no vivas en Dinamarca: buscas pasar más tiempo de calidad con los tuyos en un ambiente cálido y acogedor. Ahora con una casa bien decorada alcanzar ese estado ‘hygge’ te resultará mucho más sencillo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *