El sofá es una compra que ha de durar años. Y durante ese tiempo va a estar sometido a una intensa actividad: tardes de peli y manta, sesiones de juego, siestas dominicales, tertulias…

Visto en Pinterest. Fotografía de thedesignchaser

Por eso es importante escoger bien a la hora de comprar. Aquí tienes algunos consejos básicos que te permitirán elegir un buen sofá o sillón:

  1. Lleva siempre las medidas del espacio disponible anotadas a la hora de comprar. Una vez en la tienda, apunta también las dimensiones de los sofás que más te gusten. Si vas a cambiar de medidas de sofá y no estás segura de cómo quedará una vez colocado, haz pruebas dibujando sobre el suelo las medidas con cintas de carrocero.

    Visto en Pinterest. Fotografía de iconscorner

  2. Una buena estructura es señal de que el sofá durará años. Los materiales más indicados son la madera maciza, el aluminio y el acero. Descarta por tanto los modelos que te parezcan endebles o poco resistentes. Una forma de poner a prueba un sofá es levantar sus patas delanteras y comprobar si ambas están a la misma altura. Si hay demasiada diferencia es señal de que el armazón es débil.

    Visto en Pinterest. Fotografía de decorfacil

  3. Escoge un sofá o sillón firme. Si sientes que al probarlo te hundes sin remedio, sigue buscando. Los cojines que pesan más llevan espuma más dura, y aguantarán mejor el paso del tiempo.
  4. Vigila tu postura. Comprueba que tu cuerpo está bien alineado: las orejas sobre los hombros y sobre la cadera. Los pies deben tocar el suelo y la zona lumbar debe quedar recogida. Comprueba también que hay espacio entre la parte de atrás de tus rodillas y el sofá, para no entorpecer la circulación sanguínea.

    Visto en Pinterest. Fotografía de lhomedecor

  5. Piensa en el número de personas que se van a sentar, y no solo en el tamaño. A nadie le gusta ocupar el espacio entre los cojines porque se hunde más.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *