Como limpiar tus muebles lacados

Si algo distingue a los muebles lacados es que, con su brillo y acabado, iluminan cualquier rincón que ocupen y parecen siempre nuevos.

El mantenimiento de los muebles lacados no es difícil, pues la laca sintética es un material resistente y con sólo pasarles un paño limpio conservarán por muchos años su aspecto original.

Sin embargo pueden verse afectados por diversos tipos de manchas. A continuación, la mejor guía para limpiar muebles lacados.

Mantenimiento de los muebles lacados

Para que se mantengan en perfecto estado durante mucho tiempo, te recomendamos utilizar agua y jabón neutro o un detergente suave.

Aplica el limpiador y seca rápidamente con un paño limpio para que recupere su brillo sin manchas. También se aconseja aplicar glicerina líquida y secar para que mantengan el brillo original.

En algunos casos, suelen aparecer manchas amarillentas como consecuencia de su exposición a la luz natural; para eliminarlas limpia con agua oxigenada, pulimento universal para coches o limpiametales y frota con un paño durante algunos minutos para que recupere el brillo.

Si el mueble lacado se opaca, prepara una mezcla de esencia de trementina y aceite de linaza, extiéndela sobre la superficie con un paño limpio y frota con una gamuza seca.

Manchas en los muebles lacados

Si hay niños en la casa, o los muebles lacados están en la cocina, es muy probable que aparezcan manchas de grasa o huellas de dedos.

Para quitarlas se debe limpiar la superficie con un paño humedecido en una solución de jabón neutro o detergente suave y luego secar con paño limpio; también puede utilizarse amoníaco.

Si las manchas son de tinta o rotulador, utiliza un algodón embebido en alcohol y frota la mancha hasta que desaparezca; este procedimiento no afecta el brillo original.

Marcas “indelebles” en tu mueble lacado

Si por accidente el mueble lacado se ensució con un elemento difícil de quitar, como cera, esmaltes, pintura, o cualquier otra mancha que no salga con los métodos mencionados… o peor aún, el mueble se ha rayado o marcado ¡no desesperes! Todo tiene solución.

Toma un papel de lija muy fino y pásalo muy suavemente sobre la zona afectada; luego repara el área utilizando cera incolora o del tono del mueble y frota con un paño de lana para que recupere su brillo original.

Sin embargo, si el deterioro es muy notable, te recomendamos recurrir a un carpintero para que realice una reparación profesional.

Esperamos que te haya resultado útil esta guía para limpiar tus muebles lacados. Si es así te agradecemos que compartas este post en las redes sociales. ¡Compartir es vivir!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *