Decorar el salón implica tantas decisiones que es habitual que algunos detalles pasen desapercibidos. Parecen aspectos poco importantes, pero pueden terminar arruinando el aspecto de la sala.

Fotografía de elcomercio


Si no quieres que eso ocurra en tu casa, presta atención a estos desastres decorativos que puedes evitar de forma sencilla.

  1. Poner todos los muebles pegados a la pared en el salón. La sala de estar es un lugar para conversar y crear intimidad. Si separas demasiado los sofás y sillones pegándolos a la pared es posible que quede demasiado espacio entre ellos y que sea incómodo hablar.
  2. Poner más de un punto de atención en la estancia. En los salones, la mirada se va casi siempre a la zona de la televisión, la ventana o una chimenea.

    Visto en Pinterest. Fotografía de habitissimo

  3. Introducir demasiados tonos de madera en una sola habitación. Tres colores de madera distintos es el límite, y eso incluye también el suelo.
  4. Comprar sin medir primero. Cuando estás en el gran espacio de una tienda de muebles es fácil dejarse llevar por la sensación de amplitud que transmite. Pero ¡cuidado!, en tu casa el efecto de un mueble puede ser distinto. Mide también los ascensores y escaleras para evitar sorpresas de última hora.
  5. Poner solo una fuente de luz. Para lograr una iluminación suficiente y cálida es mejor combinar varias fuentes de luz, de techo y de sobremesa. Cada una cumple una función porque emite una luz diferente.
  6. Comprar alfombras demasiado pequeñas. Si no quieres que tu alfombra parezca estar flotando en medio de la nada, tiene que tener las proporciones adecuadas a la habitación. La alfombra en el salón delimita el espacio de conversación, y lo habitual es que las patas delanteras del sofá y los sillones la pisen.

    Fotografía de elmueble

  7. Colgar los cuadros demasiado altos. La altura de los ojos debería ser tu referencia. En caso de duda, cuelga el cuadro y espera unas semanas antes de dar por definitiva su ubicación.
  8. Sobrecargar el sofá de cojines. Si has acumulado tantos cojines que te resulta difícil sentarte, es señal clara de que debes deshacerte de algunos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *