Volver al gimnasio, apuntarse a inglés, ahorrar… ¿Te has comprometido algún cumplir algún propósito de año nuevo?

Con el calendario recién estrenado es momento de establecer objetivos para transformar en hechos las buenas intenciones. Si te gustaría lograr cambios en tu vida, ¿por qué no empezar por tu propia casa?

Visto en Pinterest. Fotografía de hug2love


Aquí tienes algunos buenos propósitos que puedes aplicar de forma sencilla:

1. Ordena de una vez por todas usando el Método Kon Mari.

Los millones de seguidores de Marie Kondo aseguran que su método es lo mejor para organizar y mantener la casa despejada. El Método Kon Mari propone:

  • Desprenderse de todo lo que no aporta alegría a tu vida. Debes hacer esto de una sola vez, empezando por la ropa, y siguiendo por los libros, papeles, trastos diversos y objetos de valor sentimental.
  • Marie Kondo autora del Metodo Kon Mari

    Marie Kondo autora del Metodo Kon Mari

  • Buscar un sitio para cada cosa, sin utilizar sistemas de almacenaje complicados.
  • Ordenar un poco cada día para mantenerlo todo en buen estado.

2. Renovar la pintura de una habitación.

Las estancias recién pintadas transmiten una atmósfera distinta, más limpia y luminosa. Incluso si no compras muebles nuevos, una mano de pintura puede cambiar por completo una habitación.

Visto en Pinterest. Fotografía de guiaparadecorar


¿Por qué no sales este año del típico blanco y pruebas un color diferente?

3. Apostar por la iluminación eficiente.

Una casa bien iluminada es una casa bonita. Y si además usas bombillas de bajo consumo, disfrutarás un hogar comprometido con el entorno y el ahorro.
También hay otros aspectos que puedes trabajar para ahorrar energía:

  • Aprovechar al máximo la entrada de luz natural eliminando muebles que puedan hacer sombra y colocando cortinas ligeras.
  • Escoger muebles y pinturas claras, que reflejan mejor la luz.
  • Visto en Pinterest. Fotografía de facilisimo

  • Apagar las luces que no se necesiten y colocar detectores de presencia para que las bombillas se apaguen solas.

Tu casa es un reflejo de tu personalidad y tu estado de ánimo. Pero esa relación también funciona en el otro sentido: cuando vives en una casa bonita te sientes mejor y tu energía se eleva.

¡Cuéntanos qué vas a hacer para sentirte mejor en tu casa este año!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *